Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

domingo, 11 de noviembre de 2007

¿Qué viene luego?

Publicado en Diario Hoy
26/02/2006
María Paula Romo


El estado de derecho significa que las leyes están por encima de la voluntad y/o arbitrariedad de las “autoridades”; la composición de los órganos de representación a través del voto popular supone que esas leyes se elaboran para proteger los intereses de la mayoría y asegurar su bienestar. En el Ecuador de hoy no sucede ninguna de las dos cosas. Algunas personas están muy por encima de las leyes o –mejor todavía- por detrás de los supuestos representantes para asegurarse que el ordenamiento jurídico les permita hacer de las suyas. Esta semana fue el Tribunal Constitucional. Los mecanismos de designación nos recuerdan que una constituyente es necesaria, pero las “movidas” legislativas también nos dicen que la solución va mucho más allá del diseño institucional. ¿Qué tienen entre manos el PSC, PRIAN, PRE, e “independientes”? ¿Por qué la designación no fue clara, con análisis de antecedentes y méritos? ¿Qué hacen en el TC un amigo de Bucaram y un cómplice de la “Pichicorte”? ¿Ya están de acuerdo en el Congreso sobre el tiempo de duración de este Tribunal o todo depende de qué tan obedientes les resulten los “representantes”? Triste pensar que otros procesos -el de la Corte, por ejemplo- no les dijeron nada, menos aún la demanda de una sociedad civil organizada que cuestiona los pactos bajo la mesa. Después resulta que es por “irracionales, anarquistas, ignorantes” que todo el mundo les pide que se vayan. ¿Qué viene luego? ¿Tendrán ya en la mira la Fiscalía, las decisiones pendientes del TC? ¿Hay “pacto” sobre el mecanismo de asignación de escaños o esperarán a las últimas encuestas para ver cómo aseguran más levantadores de mano (tan bien conocidos como diputados)? Este TC debe decidir temas de gran importancia: desde la píldora anticonceptiva de emergencia, hasta la conformación de la Corte Suprema, pasando hasta por el TLC. ¿Será que lo deciden en derecho o van a parar a la carpeta de la negociación, el chantaje, el intercambio de favores? Las sorpresas que nos tienen preparadas, ¿tienen relación con la Ley Febres Cordero o ahora debemos esperar la represalia porque no fue aprobada de forma exacta? La propuesta de las autoridades seccionales: “sálvese quien pueda” ¿se analizará desde el interés nacional o su aprobación a toda velocidad ya está lista? El país exige compromisos generosos y de largo plazo que develen los intereses que se disputan en este escenario político , construyan alternativas en diferentes espacios y niveles. Lo que hoy sucede no se resuelve con canciones, avena o a correazos (horrendo símbolo, seguro podían pensar en algo menos violento y patriarcal).