Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

sábado, 22 de noviembre de 2008

El informe de la Deuda




Caricatura de Bonil. Publicada en Diario El Universo, 22 noviembre de 2008.

Para revisar el informe de la Comisión de Deuda:
http://www.presidencia.gov.ec/descargas/inf_CAIC.pdf

viernes, 21 de noviembre de 2008

¿La ausencia de Corte es crisis o chantaje? carta a la revista vanguardia

Estimado José,

He leído con atención tu último editorial sobre el régimen de transición y me permito compartir contigo algunos comentarios.

1.¿Sordera o Desacato? Muchos sectores de la opinión pública justifican la renuncia masiva de la ex Corte Suprema con el argumento de “sí les dijeron”. Pues sí, efectivamente nos dijeron que no estaban dispuestos a muchos cambios en la Función Judicial; también los notarios nos dijeron que no era buena idea reformar su sistema; los registradores de la propiedad sugerían seguir manteniendo el régimen de registro e ingresos privados; los consejeros provinciales no querían desaparecer; la justicia policial habría preferido mantenerse como fuero especial; muchos municipios defendían el manejo de fondos públicos a través de personas jurídicas privadas.

En todos estos temas, como en el de la Corte, tuvimos que tomar decisiones a pesar de que los involucrados se resistían. Si las decisiones producen los resultados buscados todavía está por verse, pero para aplicar esas reformas debemos evitar el boicot y el chantaje de quienes preferirían mantener las cosas como estaban.

No fuimos y no somos sordos; escuchamos y luego decidimos. Esas decisiones gustaron a unos e incomodaron a otros pero hoy son parte de la actual Constitución.

2.¿Qué no hay apego a la ley? Esa es la premisa de una parte de tu artículo pero de nuestro lado, en los debates diarios, cada decisión pretende ser cuidadosa en el cumplimiento de la Constitución: al día de hoy no tenemos Corte Nacional porque quienes fueron designados como jueces no aceptaron esa designación (les disgustó que haya sido vía sorteo). A partir de ese momento diferentes sectores han ejercido presiones para “solucionar” esta dimisión de los jueces: que se convoque a las Cortes Superiores, que se haga una ley de dos artículos para prorrogar a todos; que se suspenda el sorteo. Como miembros de la Comisión de Legislación y Fiscalización no hemos cedido frente a esas presiones; no hemos designado, ni designaremos jueces pues no nos corresponde y es una forma indebida de interferir en la Justicia.

En esta línea, con apego a la Constitución hemos respondido que cualquier interpretación de la norma suprema sólo puede realizar las instancia de control constitucional (llámese Tribunal o Corte -comprendo la polémica de este asunto pero no me cabe duda de las competencias que ordena la Constitución ya vigente-).

No subestimo el conflicto que provoca la ausencia de Corte; pero aún más grave que eso son las presiones públicas para incumplir la Constitución. Es imprescindible apelar públicamente a la mejor predisposición de los involucrados; en esas condiciones ratifico mi voluntad de dialogar y buscar salida a los posibles vacíos, pero esas soluciones deben estar enmarcadas en la Constitución y la ley.


Creo que algunos sectores todavía están empeñados en probar (probarse) que sus pronósticos de fracaso de este proceso eran correctos; que la Constitución no es buena y todas las críticas que fueron parte del debate en campaña. Insisto en que además de más y mejores esfuerzos de nuestra parte, es indispensable una visión más integral de lo que sucede en estos días.

Saludos cordiales,


María Paula Romo

martes, 18 de noviembre de 2008

Trabajando en un Código de Justicia

La ley más importante de la Comisión de lo Civil y lo Penal para estos 120 días se relaciona con la elaboración de un Código de Justicia; no un simple reemplazo de la actual Ley Orgánica de la Función Judicial, sino la regulación de todos los sectores que están enumerados en el artículo 178 de la Constitución.

Se trata entonces de un cuerpo legal extenso y complejo, que reemplazará al menos cinco leyes en el país para contener la regulación de la justicia ordinaria, la justicia de paz, la defensoría pública, el ministerio público, el consejo de la judicatura y el servicio notarial.

Durante esta semana recibiremos en comisión general a varios actores relacionados con esta ley: Federación Nacional de Notarios, Consejo de la Judicatura, Unidad Ejecutora de la Defensoría Pública, y organizaciones y asociaciones de servidores judiciales.

En la primera comisión de esta mañana, en conversación con la Federación de Notarios, hay algunos temas que trabajar:

- ¿Se mantendrá la libre elección del usuario?
- Las remuneraciones de los notarios deberán tener un monto mínimo y un monto máximo; el Estado participará de los excedentes en los ingresos de las notarias.
- ¿Los notarios serán los responsables patronales del personal auxiliar?
- ¿Serán gratuitos los temas no contenciosos que hoy atienden los notarios?
- Entran a sorteo o se convierten en gratuitos los negocios que realiza el Estado (grandes montos)
- ¿Cómo se resolverán las obligaciones patronales ya contraídas por los notarios? jubilaciones patronales por ejemplo.


Sobre estos y otros temas esperamos que nos envíen sugerencias y opiniones.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Sobre jóvenes y política, entrevista El Telégrafo


Tomada de la edición impresa del 10 de noviembre del 2008
Entrevista a María Paula Romo, Miembro de la Comisión Legislativa

¿Cómo fue su experiencia cuando usted ingresa al ámbito político en Ruptura 25? Difícil. En la política es difícil conseguir espacios, nosotros hemos luchado por esos espacios. Al principio los medios de comunicación no nos tomaban en cuenta, nos colocaban en secciones especiales para jóvenes. No consideraban que podíamos estar en política. En esa época nosotros decíamos que no éramos para la sección de jóvenes porque queríamos hablar de política nacional. Pero con trabajo y dedicación hemos logrado superar eso.


¿Hay ahora mayor apertura para los jóvenes en la política?
Hay un mayor involucramiento de los jóvenes en la vida democrática, estamos cada vez más interesados en la política y se debe a que hay unas mejores condiciones para que participemos. Hay un poco más de apertura, un poco porque en realidad los prejuicios aún se mantienen, pero hay un poco más de apertura. En algunos casos los requisitos se han flexibilizado, por ejemplo la Constitución del 98 ponía como requisitos para ser ministro tener al menos 30 años. Hoy ya no existe el requisito de edad.


¿Y hay también una mayor participación juvenil en la política no tradicional?
La política formal también pone sus ojos en esas formas. Durante mucho tiempo se pensaba que eso no era política, se subestimaba esa forma de movilización, hoy en cambio se lo ve como una forma válida de hacer política, eso también ha hecho que los jóvenes tengamos mayor presencia en el sector formal de la política.


¿Cómo llevar a los jóvenes de la política no tradicional a la formal?
Probablemente muchos no están interesados en hacerlo. Hay que valorar todos los espacios donde participe la juventud y lo que significa. El problema es que en los partidos políticos son organizaciones muy conservadoras, hay poco espacio para los jóvenes.


¿Los jóvenes ecuatorianos son apáticos en cuanto a política?

Es difícil pensar en los jóvenes como un grupo homogéneo. Es muy difícil generalizar. Creo que todo el Ecuador está más interesado, en todas las edades, por la política.


¿Cómo eliminar los prejuicios que afectan a los jóvenes?
Eso es mucho más difícil. Hay una serie de estigmas sobre los jóvenes que, por ejemplo, suponen que a los jóvenes solamente les interesan los problemas de ellos. Hay que superar eso, como todos los prejuicios, estos están alimentados con la desinformación.

Comisión de Legislación, nuevos desafíos.

Una vez aprobada la constitución, quedan muchas tareas pendientes. En lo formal, es urgente que las normas secundarías se ajusten al nuevo texto constitucional. Esa es la principal y primera responsabilidad de la Comisión de Legislación y Fiscalización ya instalada y en funcionamiento.

En este órgano legislativo me correponderá trabajar en la Comisión Especializada de lo Civil y Penal; cuya principal tarea será la de elaborar la Ley Orgánica del sector justicia; una especie de código que regule todos los sectores de la Función Judicial. Este mandato se encuentra en la Transitoria Primera de la Constitución y el marco para el desarrollo normativo, en el artículo 178 de la Constitución.

La ley tendrá que abordar y resolver temas complejos pero fundamentales para que podamos contar con una nueva administración de justicia: la regulación de todos los órganos y operadores de la justicia ordinaria; el Consejo de la Judicatura y la regulación de la carrera judicial, el ingreso, evaluación y sanciones para operadores del sector justicia; nuevas regulaciones para notarios; el Miniterio y la Defensoría Pública.

En la Comisión de lo Civil y lo Penal se encuentran 54 propuestas de ley o reforma en estas materias. El Ministerio de Justicia está preparando un proyecto de ley que presentará a la Asamblea en los próximos días. Reitero una invitación pública a que organizaciones, colegios profesionales, ciudadanos y ciudadanas presenten sus observaciones y propuestas.