Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

miércoles, 24 de enero de 2018

Sobre el derecho al proyecto de vida


Hoy conocí esta maravilla. Está en el Voto razonado del Juez A.A. Cançado Trindade del Caso Gutiérrez Soler v. Colombia:


3. Todos vivimos en el tiempo, que termina por consumirnos. Precisamente por vivirnos en el tiempo, cada uno busca divisar su proyecto de vida. El vocablo "proyecto" encierra en sí toda una dimensión temporal. El concepto de proyecto de vida tiene, así, un valor esencialmente existencial, ateniéndose a la idea de realización personal integral. Es decir, en el marco de la transitoriedad de la vida, a cada uno cabe proceder a las opciones que le parecen acertadas, en el ejercicio de plena libertad personal, para alcanzar la realización de sus ideales. La búsqueda de la realización del proyecto de vida desvenda, pues, un alto valor existencial, capaz de dar sentido a la vida de cada uno.


4. Es por eso que la brusca ruptura de esta búsqueda, por factores ajenos causados por el hombre (como la violencia, la injusticia, la discriminación), que alteran y destruyen de forma injusta y arbitraria el proyecto de vida de una persona, revístese de particular gravedad, - y el Derecho no puede quedarse indiferente a esto. La vida - al menos la que conocemos - es una sola, y tiene un límite temporal, y la destrucción del proyecto de vida acarrea un daño casi siempre verdaderamente irreparable, o una u otra vez difícilmente reparable. 

sábado, 30 de septiembre de 2017

Instrucciones a mis hijos, Magdalena Sánchez Blesa

(bellísimo, feliz con este descubrimiento, ¡qué lo disfuten!)


INSTRUCCIONES A MIS HIJOS 

Jamás un conato de daros la vuelta
Jamás una huida, por muchos que sean
Jamás ningún miedo, y si acaso os diera,
Jamás os lo noten, que no se den cuenta
Jamás un “me rindo”, si no tenéis fuerzas
Aunque fuese a gatas, llegad a la meta
Que nadie os acuse… ¡miradme a la cara!
Que nadie os acuse de dejar a medias un sueño imposible…
(Si es que los hubiera)
Yo no los conozco,
Y mira que llevo yo sueños a cuestas
Jamás, y os lo digo como una sentencia, ¡miradme a la cara!
Jamás en la vida paséis por el lado de cualquier persona sin una sonrisa
No hay nadie en el mundo que no la merezca
Hacedle la vida más fácil, ¡miradme!
A cada ser vivo que habite la tierra
Jamás se os olvide que en el mundo hay guerra
Por pasar de largo sin gloria ni pena delante de un hombre
Y no preguntarnos qué sueño le inquieta
Qué historia le empuja,
Qué pena lo envuelve,
Qué miedo le para,
Qué madre lo tuvo,
Qué abrazo le falta,
Qué rabia le ronda,
Qué envidia lo apresa…
Jamás, y los digo faltándome fuerzas,
Si el mundo se para,
Os quedéis sentados viendo la manera de que otro lo empuje
Remangaos el alma,
Sed palanca y rueda,
Tirad de la vida vuestra y de quien sea,
Que os falte camino,
Perded la pelea contra los enanos
No sed los primeros,
Que os ganen los hombres que no tienen piernas
No sabedlo todo,
Dejad que contesten los que menos sepan
Las manos bien grandes,
Las puertas abiertas,
Anchos los abrazos, fuera las fronteras
Hablad un idioma claro, que se entienda
Si estrecháis la mano, hacedlo con fuerza
Mirando a los ojos,
Dejando una huella
Prestad vuestra vida,
Regaladla entera
Que a nadie le falte ni una gota de ella
¡Cantad!
Que cantando la vida es más bella
Y jamás, os hablo desde donde nazca
El último soplo de vida que tenga,
Jamás una huida,

Por muchos que sean…

viernes, 21 de julio de 2017

La casa de la CONAIE

Publicado en www.4pelagatos.com el 08 de julio de 2017
El Presidente Moreno inició su reunión con la dirigencia indígena con un anuncio que en otras circunstancias sería menor: se firmará un comodato para que la organización pueda seguir ocupando la casa que es su sede desde 1991. Este anuncio –y no el indulto a un dirigente o la oferta de una universidad indígena, ambos asuntos que también se trataron en la reunión– ocupó las primeras planas de periódicos y fue el centro de los comentarios en redes sociales. También este anuncio fue el detonante para que el ex presidente Correa reaccione a través de un tuit en el que se refirió a la decisión como un “innecesario desaire” y una estrategia “desleal y mediocre”.
¿Qué tiene la casa de la CONAIE que la convierte en algo tan importante? Esta casa de tres plantas, ubicada en la Av. de los Granados y 6 de Diciembre en Quito, es materialmente incomparable con la gran estructura de la década. No se trata de una instalación indispensable para el gobierno, ni siquiera de un activo importante, pero estos años la han convertido en un símbolo, en la representación de la forma en que Rafael Correa ejerció el poder en estos años.
La CONAIE, Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, obtuvo esas instalaciones luego del histórico levantamiento del 91. “Conceder” el uso de una pequeña edificación a quienes reclaman la propiedad ancestral del territorio de lo que hoy conocemos como Ecuador y su condición de pueblo originarios, no es una gran hazaña; es apenas una razonable decisión administrativa, y habría sido una opción política obvia para quien se inscriba en la izquierda. Sin embargo, Correa en su proceso paulatino de distanciarse del progresismo (no de sus figuras solamente, sino sobre todo de sus postulados), optó varias veces por “recordar” al movimiento Indígena que la casa era suya. En diciembre del 2014 sucedió lo impensable, la amenaza repetida se materializaba, se anunció que se desalojaría a la CONAIE de ese pequeño edificio que pertenece al Estado. ¡Gran paradoja para quienes llegaron al poder comprometiéndose con la construcción del Estado Plurinacional!. El Ejecutivo le daba a la CONAIE quince días para desalojar la casa. El rechazo a esta decisión fue tan grande que finalmente no sucedió y hasta el día de hoy la Confederación sigue allí.
En esta relación, como en muchas otras, Correa usó todas las herramientas a su alcance para que a nadie se le olvidara en dónde estaba el poder. Claro que le debe parecer mala la estrategia de entrar a un diálogo sin empezar por las amenazas, sin recordar a los interlocutores “quién manda”, sin mostrar lo que deberían ser derechos como magnánimas concesiones de su majestad. Gran lección de democracia la de Moreno: no hay diálogo posible sino entre iguales y no somos iguales a menos de que estemos dispuestos a renunciar al chantaje, la extorsión, la imposición. Dialogar, renunciar a la herramienta de extorsión, ofende a quien la convirtió en la base de su autoridad pues lo pone en evidencia, subraya sus miserias; sin embargo, es consecuente con la oferta de reconciliar al país y gobernarlo en democracia.

Juicio a Polit: ¿esconder la basura bajo la alfombra?

Publicado en www.4pelagatos.com 02 de julio de 2017
Hoy domingo, día extraño para convocar un caso como este, se reunirá el pleno de la Asamblea Nacional para decidir si procede a enjuiciar políticamente a Carlos Polit, quien durante la década del gobierno de Rafael Correa se desempeñó como Contralor General.
Hay dos opciones posibles frente a lo que suceda en ese “juicio”. La mayoría oficialista deberá decidir entre usar el caso de Polit para esconder la basura bajo la alfombra o convertirlo en el primer paso para una profunda y radical reforma en temas éticos en el país.
Durante esta década los juicios políticos solo se dieron cuando el funcionario en cuestión había caído en desgracia para el Ejecutivo. Eran entonces solo la materialización de esa realidad; el deseo del ex presidente Correa de remover de su cargo a alguien a quien sus facultades no se lo permitían directamente. Eso sucedió con la salida de Gloria Sabando. El ejemplo contrario fue la entusiasta protección de Correa en el juicio político contra el ex fiscal W. Pesántez, en el que no importaron la cantidad de pruebas y testimonios en su contra, sino la firme intervención del Ejecutivo para salvar a su protegido.
En este caso, la mayoría oficialista y sobretodo el presidente Moreno se enfrentan a un muy delicado proceso de fiscalización a escasos 30 días de haber asumido el poder. Al primer juicio político de su periodo, pues tendrán que venir muchos más. Se trata nada más y nada menos que del juez de cuentas de todo el Estado. El responsable de asegurar y cuidar el buen uso de los recursos durante los últimos diez años de gobierno, de bonanza y de descontrol.
Si la Asamblea da paso al juicio y tan solo limita a destituir a Pólit, estará escondiendo la basura bajo la alfombra. La responsabilidad política del Contralor General (la responsabilidad penal tendrá que investigarse y discutirse en su propia vía) es sólo el síntoma de un problema estructural que ya hoy es imposible de ocultar. Los indicios de corrupción e irregularidades que hoy existen contra altos cargos del gobierno (anterior y actual) no pueden ser tratados como “errores de buena fe”, faltas indivuales, incorrecciones personales, claro que también tienen ese componente pero va más allá. Se trata del resultado de un sistema de concentración de poder, de impunidad política y judicial, de la instauración de un estado de propaganda y hasta de la permisividad social.
Lo cierto es que el caso de Pólit, Rivera (el tío del vicepresidente Glas), Odebrecht y los que pronto tendrán q venir sobre IESS, BIESS, manejo de la banca pública, petróleos, salud, infraestructura, compras militares, los contratos de publicidad, EPs, las emergencias con especial atención en la reconstrucción post terremoto, etc.; tienen que llevarnos a resolver los problemas estructurales de la institucionalidad y nuestras nociones éticas como sociedad. El solo hecho de que todo esto sucediera bajo las narices del Contralor sería motivo suficiente para establecer su responsabilidad política, lo insólito es que no serán solo sus omisiones sino su aparente participación lo que se discutirá en las próximas horas y días.
Las reglas y los controles sobre el financiamiento de la política son por ejemplo uno de los grandes pendientes en el debate. Reformas legales urgentes en materia de contratación pública, normas penales, independencia de la justicia, real acceso a información pública, libertad de prensa, son solo algunos de los asuntos que tenemos que enfrentar. La discusión deberá abordar también el fracaso de los “concursos de méritos” y el Consejo de Participacion Ciudadana y su necesaria desaparición.
Si la mayoría parlamentaria decide usar a Pólit como distractor, como mensaje que esconda otras protecciones, lo único que ganará es tiempo. Al final, quienes así lo hagan se seguirán sumando a la larga cadena de complicidad que todos estos casos establecerán en breve. La basura es tanta y huele tan fuerte, que no hay lugar donde esconderla.