Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

miércoles, 28 de marzo de 2012

Ruptura frente a la Marcha por el agua, la dignidad y la vida

21/03/2012

En las próximas horas llegarán a Quito ecuatorianos y ecuatorianas que han dicho expresar así su demanda sobre varios temas del país. Algunos han cruzado todo el Ecuador desde Zamora, otros se han sumado en el último trayecto; son indios, campesinos, mestizos, hombres, mujeres, que como todos los ecuatorianos tienen pleno derecho a movilizarse, a ocupar el espacio público, a manifestar sus acuerdos o desacuerdos políticos. 

No necesitamos coincidir con la totalidad de sus demandas, para estar convencidos de que tienen derecho a plantearlas sin por ellos ser llamados golpistas, terroristas o corruptos. No necesitamos ser parte de la convocatoria de esta iniciativa para ser capaces de saludar y acompañar una lucha social y su expresión política. 

El gobierno ha optado por el descredito de la movilización que partiera de Zamora el 8 de marzo y por hacer de este momento uno de medición de fuerzas, en busca de crear la idea de que solo es posible tener dos posiciones, lo hace recuperando un discurso que la derecha de este país sostuvo por muchos años, el de las mayorías que desmerecen y se creen legitimadas para superar a las expresiones de lo que ellos autodenominan minorías. Condenamos la desmesurada respuesta desde el gobierno, su utilización del aparato estatal y de los canales administrados por el gobierno convertidos en órganos de difusión de las tesis del oficialismo. 

Para nosotros es momento de mirar con responsabilidad un tema sensible, que implica sin duda salir de uno u otro fundamentalismo; para hacer aproximaciones reales de todas las implicaciones que puede tener la minería para con el futuro del país y sus generaciones, así como, de los costos que tiene ser un país que vive del extractivismo como fuente principal de sus ingresos. Debemos dedicar el tiempo necesario para, como país, tomar las decisiones más acertadas, respetando la Constitución y construyendo ese “buen vivir”. Las legítimas preocupaciones sobre lo que sucederá con las fuentes de agua y los territorios concesionados a las mineras no son temas menores. La ciudadanía exige información científica, independiente y oportuna para saber si efectivamente la “nueva era” de la minería en el Ecuador no nos pasará la factura ambiental y social más cara y más rápido de lo que nos imaginamos. 

Sabemos -porque hemos estado en las calles- que se puede protestar pacíficamente; la movilización social no es igual a desestabilización, y aun cuando creemos que en este momento no hay riesgo de desestabilización para nuestro sistema político, como ya lo hemos hecho otras veces, estaremos siempre vigilantes por defender nuestro derecho a vivir en democracia. 

Los conflictos en democracia, se resuelven con mas democracia, más diálogo, mayor predisposición a escuchar los argumentos contrarios, ese es el camino por el que nosotros optamos y esa la disposición con que Quito y el gobierno deberían recibir a quienes han evidenciado que en el país, ante temas tan sensibles aún quedan discusiones pendientes.

sábado, 10 de marzo de 2012

La "Marcha de las Putas"


RUPTURA APOYA LA MARCHA DE LAS PUTAS.

El sábado 10 de marzo, la corriente mundial de la “Marcha de las Putas” llega hasta nuestro país, se trata de una movilización ciudadana que nace del rechazo a todo tipo de violencia en contra de las mujeres, y en la cual se reivindica el derecho que tienen/tenemos todas las mujeres de expresar con ropa, poses y maquillaje toda su realidad, que no puede convertirse en una excusa para el acoso y el abuso.

Apoyamos esta marcha organizada con el esfuerzo de varias organizaciones de la sociedad civil, representadas en colectivos como la Casa Trans, Proyecto Transgénero, Coordinadora Juvenil, Salud Mujer, Católicas por el Derecho a decidir, Logía Marginal, artistas y estudiantes, quienes protestarán y denunciarán públicamente todos los tipos de violencia que son parte de la vida diaria de miles de niñas, adolescentes y mujeres ecuatorianas, violencia que, incluso, se encuentra institucionalizada y aceptada socialmente.

Cientos, quizás miles de mujeres marcharan este sábado, y Ruptura estará presente, para reclamar que los derechos de tod@s sean respetados, tanto en el ámbito privado como en el público. Recordemos que esta iniciativa surgió en Toronto, Canadá, después de que el policía Michael Sanguinetti diera una charla sobre cómo evitar la violencia sexual, en donde dijo que “las mujeres deberían dejar de vestirse como PUTAS para evitar violaciones”, tras lo cual se organizó la primera “Slutwalk”.

Mujeres, trabajadoras sexuales y personas de diversa condición sexogenérica en nuestro país y en el mundo son estigmatizadas a diario por su forma de vestir, y con esta marcha es hora de decir ¡YA BASTA!, se exige más respeto y dejar de lado los señalamientos y los maltratos.

Ser una puta o vestirse como tal no es una excusa, ni un pretexto, mucho menos un argumento para que otra persona acose, manosee, violente, viole e incluso asesine a una mujer, a un ser humano. Nuestra participación y adherencia a este evento, no es sino parte de la postura, convicción y principios en los que se fundamenta nuestro colectivo, porque no guardaremos silencio, ni seremos cómplices de una sociedad que acepta la violencia sexual y de género culpando a sus víctimas, inventando los pretextos más absurdos para salirse con la suya. Porque si los estereotipos, la discriminación, el sometimiento y la subordinación son la razón de estas violencias es preciso romper con el patriarcado, el androcentrismo y todo tipo de sexismo en lo público y lo privado…

jueves, 8 de marzo de 2012

Preferimos la ley a las felicitaciones! Por el 8 de marzo el CAL niega el trámite de la Ley de Igualdad.

Mediante resolución del Consejo de Administración Legislativa, CAL, el pasado 1 de marzo de 2012, se decidió no admitir a trámite el “proyecto de Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres y Personas de Diversa Condición Sexo Genérica”, con el argumento de que dicho proyecto “no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 56 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa”.

Se trata de un proyecto de ley elaborado por organizaciones de mujeres y la Comisión de Transición hacia el Consejo de Igualdad de las Mujeres, y que fue auspiciado por asambleístas de distintas bancadas.

Para justificar esta decisión el CAL recoge un “informe no vinculante” de la Unidad de Técnica Legislativa, en el que se estima que el proyecto no cumple con todos los requisitos para ser aceptado a trámite porque "solamente la o el Presidente de la República podrá presentar proyectos de Ley que aumenten el gasto público” (esto en relación a algunos artículos sobre la unidad que sería la encargada del mecanismo de género).

Este argumento parece ser un pretexto para detener esta iniciativa en particular, pues en casos similares ni la Unidad ni el CAL han puesto reparos para la calificación de proyectos. Algunos ejemplos recientes:

El proyecto de Ley Orgánica de Libertad e Igualdad Religiosa propuesto por el asambleísta Marco Murillo (no por el Presidente de la República), contenía todo un capítulo (artículos 46 a 49) de exenciones y exoneraciones tributarias a las entidades religiosas, cuando conforme al artículo constitucional que cita la Unidad de Técnica Legislativa “sólo la Presidenta o Presidente de la República podrá presentar proyectos de ley que creen, modifiquen o supriman impuestos…”, y que sin embargo fue calificado por el CAL en sesión de 27 de octubre de 2011.

El proyecto de Ley Orgánica de Defensa de los Derechos e igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, presentado por la asambleísta María Cristina Kronfle (no por el Presidente de la República) y calificado por el CAL el 26 de julio de 2011, señala como atribución del Consejo Nacional de Discapacidades el disponer a través del Ministerio de Salud Pública la producción y distribución de medicamentos; además, el Consejo Directivo del Consejo Nacional de Discapacidades puede, de conformidad con varios literales del artículo 10, disponer y administrar un presupuesto, por ejemplo: conocer y aprobar la escala de sueldos básicos, gastos de representación, residencia  demás beneficios de los servidores del Consejo Nacional de Discapacidades y someterlo a la aprobación del Consejo Nacional de Remuneraciones, entre otros.

La revisión de artículos que pudieran contravenir disposiciones constitucionales es precisamente lo que corresponde a las comisiones especializadas, no es competencia del CAL impedir el tratamiento de una ley por observaciones a algunos de sus artículos.

Resulta paradójico que esta decisión haya sido tomada poco antes del 8 de marzo, jornada en la que seguramente nos llenaremos de mensajes y discursos sobre los derechos de las mujeres y la igualdad. La Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres y Personas de Diversa Condición Sexo Genérica es prioritaria para el país; negar el proyecto, sin permitir que sea una Comisión Especializada y luego el Pleno de la Asamblea Nacional quienes lo discutan, afecta las aspiraciones y derechos de las mujeres del Ecuador.