Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

viernes, 21 de julio de 2017

La casa de la CONAIE

Publicado en www.4pelagatos.com el 08 de julio de 2017
El Presidente Moreno inició su reunión con la dirigencia indígena con un anuncio que en otras circunstancias sería menor: se firmará un comodato para que la organización pueda seguir ocupando la casa que es su sede desde 1991. Este anuncio –y no el indulto a un dirigente o la oferta de una universidad indígena, ambos asuntos que también se trataron en la reunión– ocupó las primeras planas de periódicos y fue el centro de los comentarios en redes sociales. También este anuncio fue el detonante para que el ex presidente Correa reaccione a través de un tuit en el que se refirió a la decisión como un “innecesario desaire” y una estrategia “desleal y mediocre”.
¿Qué tiene la casa de la CONAIE que la convierte en algo tan importante? Esta casa de tres plantas, ubicada en la Av. de los Granados y 6 de Diciembre en Quito, es materialmente incomparable con la gran estructura de la década. No se trata de una instalación indispensable para el gobierno, ni siquiera de un activo importante, pero estos años la han convertido en un símbolo, en la representación de la forma en que Rafael Correa ejerció el poder en estos años.
La CONAIE, Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, obtuvo esas instalaciones luego del histórico levantamiento del 91. “Conceder” el uso de una pequeña edificación a quienes reclaman la propiedad ancestral del territorio de lo que hoy conocemos como Ecuador y su condición de pueblo originarios, no es una gran hazaña; es apenas una razonable decisión administrativa, y habría sido una opción política obvia para quien se inscriba en la izquierda. Sin embargo, Correa en su proceso paulatino de distanciarse del progresismo (no de sus figuras solamente, sino sobre todo de sus postulados), optó varias veces por “recordar” al movimiento Indígena que la casa era suya. En diciembre del 2014 sucedió lo impensable, la amenaza repetida se materializaba, se anunció que se desalojaría a la CONAIE de ese pequeño edificio que pertenece al Estado. ¡Gran paradoja para quienes llegaron al poder comprometiéndose con la construcción del Estado Plurinacional!. El Ejecutivo le daba a la CONAIE quince días para desalojar la casa. El rechazo a esta decisión fue tan grande que finalmente no sucedió y hasta el día de hoy la Confederación sigue allí.
En esta relación, como en muchas otras, Correa usó todas las herramientas a su alcance para que a nadie se le olvidara en dónde estaba el poder. Claro que le debe parecer mala la estrategia de entrar a un diálogo sin empezar por las amenazas, sin recordar a los interlocutores “quién manda”, sin mostrar lo que deberían ser derechos como magnánimas concesiones de su majestad. Gran lección de democracia la de Moreno: no hay diálogo posible sino entre iguales y no somos iguales a menos de que estemos dispuestos a renunciar al chantaje, la extorsión, la imposición. Dialogar, renunciar a la herramienta de extorsión, ofende a quien la convirtió en la base de su autoridad pues lo pone en evidencia, subraya sus miserias; sin embargo, es consecuente con la oferta de reconciliar al país y gobernarlo en democracia.

No hay comentarios: