Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

domingo, 11 de noviembre de 2007

Elecciones en EEUU

Publicado en Diario Hoy
05/11/2006
María Paula Romo

Este martes hay elecciones en los EEUU. Será escogido el 33% del Senado, el 70% de las gobernaciones y toda la Cámara de Representantes. Estas elecciones serán un buen momento para que algunos estadounidenses (porque según el sistema electoral de EEUU no todos los ciudadanos participan) evalúen las acciones del presidente Bush.

Hacia allá apuntó la campaña: la gestión de Bush y sus decisiones. Una invasión a Iraq con el objetivo de encontrar armas nucleares que nunca existieron y que, según Stiglitz, le ha costado al pueblo estadounidense alrededor de un $1 trillón. La opinión pública de su país y la del mundo entero ha condenado la firma de la “Military Commissions Act” que crea un área gris que permitirá ciertas formas de tortura y trato cruel en los interrogatorios que llevan adelante las Fuerzas Armadas estadounidenses en los países en que ellas se encuentran. Justificado en el discurso del terror y el terrorismo, el Gobierno de los EEUU ha empezado un proceso de restricción de los más elementales derechos civiles. “El principio del fin de los EEUU” es como ha sido calificada la gestión de Bush por varios sectores de la opinión pública.

A estas críticas, los países del resto del continente debemos incluir la decisión de la mayoría republicana de construir un muro que separe la frontera entre los EEUU y México. Cómo si no comprendieran que es la inequidad y la pobreza la que empuja a miles de mexicanos y latinoamericanos a salir de sus países. El tema migratorio requiere un tratamiento integral y humano. Los EEUU -un país construido por emigrantes, con una economía sostenida por ellos- no resolverán sus problemas invadiendo países y amurallando sus fronteras.

La propia OEA, con el apoyo de 27 de sus 34 miembros, se pronuncio la semana pasada criticando la resolución de Bush de construir una doble valla de más de 1 200 kilómetros en determinados lugares de su frontera.

Resumiendo, desde el escándalo electoral de la Florida, la guerra y la violencia como política internacional, hasta la iniciativa de construir un muro para evitar mirar la pobreza de sus vecinos, la administración de Bush no ha sido defendida ni por muchos de los candidatos de su partido. Maureen Dowd escribía la semana pasada en el New York Times que “las cosas se han vuelto tan difíciles para los republicanos que hasta Bush se está distanciando de sí mismo”. Parece increíble entonces que nosotros, en el escenario electoral ecuatoriano, insistamos en seguir manteniendo el debate en estos términos y que todavía a alguien le preocupe el enviar mensajes amistosos para Bush.