Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

domingo, 11 de noviembre de 2007

Mala memoria

Publicado en Diario Hoy
30/07/2006
María Paula Romo


La mala memoria resulta peligrosa para la democracia, tendremos que combatirla aun cuando las urgencias de los medios de comunicación juegan contra nosotros. Este proceso electoral será un buen pretexto para evaluar la memoria de algunos y para ejercitar la de los ciudadanos. Las definiciones de última hora nos confirmarán que la única regla a la que se sujeta la política nacional es la de “todo es posible”. ¿No lo cree? Para muestra, algunos ejemplos:

Gracias a la pérdida de memoria es posible la reconciliación de los enemigos: ¿sino cómo se explica la posible candidatura de Peñaherrera para la diputación por Pichincha del Partido Social Cristiano? Con historia y libro de por medio, el ex “serrucho” se convierte en hombre de confianza. ¿Fernando Rosero no se desafilió del PRE por graves diferencias con la dirección del partido: no importa, ahora regresa como su candidato presidencial luego del debate público de los dirigentes del PRE respecto de los montos necesarios para “invertir” en campaña.

Imagínense ustedes la pérdida de memoria de Pascual del Cioppo, que afirmó en una entrevista de televisión, el día viernes, que el nombre del candidato a la Vicepresidencia por el PSC es un tema secundario, poco importante, ¿será que lo cree así? ¿se olvidaron los casos de Gustavo Noboa o Alfredo Palacio?

En otro diario nacional, el mismo día viernes, se recogen las declaraciones de Silka Sánchez sobre la “alianza” del Prian con Sociedad Patriótica. Sánchez afirma que la alianza garantizará gobernabilidad y estabilidad, un poco más adelante explica que esta alianza tiene ¡tres días! Y, claro, también este nuevo pacto populista es posible gracias a la poca memoria de Álvaro Noboa, ¿se habrá olvidado ya todo lo que le dijo Gutiérrez en la campaña anterior? Gran estrategia la de Gutiérrez: vociferar la defensa y representación de los pobres y la lucha contra la “oligarquía”, y acto seguido pedir que su candidato presidencial sea el dueño de una de las mayores fortunas del país.

Mirar a los Gutiérrez, Ivonne Baki, Almeida, en la misma mesa que Silka Sánchez también sirve para refrescar la memoria, para recordarnos que no es la primera vez que se alían y que aún hoy seguimos viviendo las consecuencias de su último pacto: que Sociedad Patriótica y el Prian ya se pusieron de acuerdo para cambiar al TSE, para destituir al TC, para terminar con la Corte Suprema de Justicia; para hacer unos cambios en el Servicio de Rentas Internas…

Pensándolo bien, la alianza tiene más de tres días. Lo bueno es que la mala memoria la tienen los partidos políticos y algunos de sus dueños. La mayoría de ecuatorianos estamos recuperando la memoria y, solo desde ella, el futuro.