Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

domingo, 11 de noviembre de 2007

¡Bien por Colombia!

Publicado en Diario Hoy
03/12/2006
María Paula Romo

El jueves 30 de noviembre se instaló en Bogotá el primer Congreso Nacional del Polo Democrático Alternativo. No solo las resoluciones de su Congreso, sino fundamentalmente el proceso que los ha llevado hasta allí, son motivo de optimismo para la democracia colombiana.

Los casi 3 000 participantes en este Congreso fueron electos mediante la votación de más de 550 mil militantes del Polo, en votaciones realizadas únicamente en la mitad de municipios de Colombia (en otros 500 no se instalaron puestos de votación).

El Polo Democrático comenzó su construcción directamente ligado con la defensa de la Constitución del 91 y el Estado Social de Derecho. Con pasos firmes, está demostrando que es posible democratizar y modernizar a la izquierda, en regímenes políticos personalistas y de populismo como los que marcan gran parte de nuestra región.

Hoy el Polo, como muchos líderes lo reconocen, ha logrado mostrar sus resultados como un triunfo colectivo; militancia, disciplina y voluntad de un ejercicio político diferente. En los discursos de inauguración del Congreso se habló de democracia, de paz, del apoyo del Polo a las acciones de la Corte Suprema frente a las últimas evidencias de vinculación política–paramilitar. Antonio Navarro, en su intervención, se dirigió directamente a las FARC y al ELN: “este es el camino, aquí está el camino de la democracia, el camino de las urnas, de la participación, el de la lucha callejera, el del poder popular ciudadano sin armas, para que nos alcemos en almas por Colombia, el de la conformación de un partido político poderoso que gane las elecciones y comience el cambio que tanto ha esperado Colombia”

El primer Congreso Nacional luego de la fusión del 2005 entre el Polo Democrático Independiente y Alternativa Democrática, es una prueba de las posibilidades que tiene en nuestros países una izquierda capaz de concertar, de compartir objetivos y camino, de apostarle a la unidad y a las herramientas de la democracia, la paz y la defensa de las instituciones como garantes de los derechos.

Miguel Silva, columnista de El Tiempo de Bogotá, escribió hace unos días que esta era la izquierda con polo a tierra, “el fantasma de la izquierda que exitosamente recorre Colombia”. La postura de denuncia del Polo frente al horrendo escándalo político que hoy sacude el país y su ejercicio democrático, deliberativo de estos últimos días, parecen confirmar esas afirmaciones. ¡Bien por la democracia de la región y bien por Colombia!