Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

viernes, 24 de febrero de 2012

Un disparate total

Como un “disparate total” calificó el Presidente Correa a las medidas cautelares dictadas por la CIDH, y encuentra en la fecha de la sentencia la excusa para evitar su aplicación. Al contrario de lo que el Presidente manifiesta que no permitirá, sus decisiones personales ya han afectado al país; muestra así la imposibilidad de desdoblamiento que propuso entre ciudadano y Presidente.

La figura del “perdón” parece a estas alturas una salida política para evitar las cortes internacionales y evidencia el disparate que ha sido solicitar la cárcel y una millonaria indemnización en este caso.

Si el Presidente opta por el “perdón”, su concesión personal no significa que el Estado deje de asumir su responsabilidad internacional; pues a través de sus decisiones (las del Estado) no precauteló los derechos protegidos en la Convención y sus agentes no impidieron este abuso.

Este proceso nos ha mostrado un poder político dispuesto a todo y una “nueva” Función Judicial que no ha tenido la fortaleza suficiente para enfrentarse a las presiones del poder con las razones de la justicia y el sentido común.

En resumen: un verdadero disparate total.

Publicado originalmente en: www.ruptura25.org 

2 comentarios:

Alex dijo...

Estimada María Paula, la verdad es que estamos quedando internacionalmente muy mal; el señor presidente es el todopoderoso, y ahora quiere hacer su jugada política del "perdón" como normalmente toma sus decisiones; pensando en los votos. recordemos que se acercan las elecciones.

FICO VAZQUEZ dijo...

Lamentable que el Estado Ecuatoriano como institucion tenga que pagar consecuencias que talvez se enfrentaran al final del proceso en la corte IDH; y no el verdadero artifice de esto! Rafael Correa Delgado.