Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

viernes, 12 de junio de 2015

El debate de fondo es el modelo económico

La bancada de gobierno acaba de anunciar que eliminará la tabla que contiene el 77.5% como tarifa máxima para herederos indirectos. Esto no significa que se retira la ley que reforma el impuesto a las herencias, legados y donaciones; sólo que ya ninguna de las tablas incluirá esta tarifa que a todas luces era confiscatoria y mal intencionada.  El anuncio parece ser un cambio de opinión respecto de las palabras del Presidente Correa el día de ayer que al afirmar que asumiría el costo político de la ley, no parecía estar dispuesto a dar marcha atrás en ninguno de sus aspectos.

A pesar de lo anterior, este cambio no resuelve el debate de fondo el país. El tema del impuesto a las herencias se ha convertido en un detonante de ya meses de decisiones económicas erráticas; en los que el gobierno nos lleva de la reconciliación con los organismos internacionales, la firma del TLC con Europa, las reuniones con el empresariado nacional; a las propuestas emblemáticas del neomarxismo en cuestión de semanas.

Los dirigentes de gobierno no pueden seguir presumiendo que todas sus posturas son desde los principios y todas las críticas desde los intereses individuales o sectoriales. La discusión sobre el impuesto a las herencias va más allá de cuánto alguien espera recibir o dejar como herencia; tiene relación directa con el modelo económico, el papel del Estado en generar condiciones para la producción y el empleo, y también la aspiración de la mayoría de ecuatorianos de superar la iniquidad pero facilitando para todos el acceso al crédito, a la vivienda, a la propiedad.

En este contexto, no hay voluntad de diálogo ni de rectificación posible, mientras este debate se plantee a través de una ley "económica urgente" que tiene un plazo de 30 días (desde su presentación para ser aprobada). Este proyecto no tiene ninguna urgencia ni una repercusión económica inmediata (favorable) si se aprueba en tres semanas más. Un debate de esta naturaleza exigiría retirar la ley e incorporar a los diversos en una discusión de presente y futuro sobre el modelo económico que se debería fortalecer en el Ecuador.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente en la entrevista! Muy buenos puntos de vista.. El que no quiere ver la realidad solo puede ser ciego o de AP... Pero eso sí no pueden faltar tuiteos pagados por este Gobierno.. Que descaro! Hasta cuando piensan tapar el sol con un dedo. Nos falta más personas como ud.