Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

jueves, 10 de octubre de 2013

NUESTRAS MUERTAS

Publicado en Diario Hoy, 10 de octubre de 2013


Por: Cristrina Burneo Salazar*

analisis@hoy.com.ec



En julio, el presidente Piñera "felicitó" a una niña de 11 años por continuar con su embarazo tras una violación. Piñera se volvía, así, cómplice de pedofilia: encubría un acto sexual de un adulto con una niña. ¿Felicitarla? ¿Obviar la existencia del violador? Una sociedad que tolera la pedofilia es cobarde. Un Gobierno que disimula la pedofilia es ruin. 

La Asamblea ecuatoriana se ratifica, ahora, en su tolerancia frente a la violencia sexual al obligar a las mujeres a continuar con embarazos no deseados. El pedido de los movimientos de mujeres de incluir el artículo reformulado sobre el aborto para el nuevo Código Penal ha sido rechazado. El hecho de no permitir el aborto en caso de violación a una menor castiga a la víctima y condesciende con el agresor. Esta es solo una de las implicaciones del rechazo a este artículo, que se mantiene en la excepción de permitir el aborto de una mujer "idiota" que ha sido violada.

Una niña es madre solo si ha sido violada. Su relación sexual jamás será consentida. Ha sido amedrentada por un hombre. Para que ese hombre pueda violar impunemente a esta niña, se requiere la complicidad de la sociedad en que ambos viven. Para que un hombre pueda embarazar a una niña, se necesita que la familia y el Estado encubran la violación y el curso del embarazo, hechos indisociables. No se le permite a una niña violada recibir atención médica para interrumpir su embarazo. Esa niña no necesita ser "idiota" para probar que no ha habido relación consensual. ¿Sólo una mujer "idiota" es incapaz de decir no? ¿Las mujeres "no idiotas" son culpables a priori? ¿Pudieron haber dicho no pero optaron por no hacerlo, porque no son "idiotas"? ¿Y las niñas "no idiotas"? ¿Son culpables por ser lúcidas? ¿Qué dice esto de lo que el Estado concibe como discapacidad?

Una mujer adulta tampoco necesita ser "idiota" para abortar en caso de violación o si su vida corre peligro. Una mujer "no idiota" puede ser víctima de violencia. Usar la figura de la mujer demente no solo insulta a las mujeres con capacidades especiales, sino que se convierte en escudo contra la mujer lúcida y fuerte. Con sus facultades plenas, ¿cómo va a ser víctima? Así, el artículo sobre el aborto pone sobre las mujeres toda la responsabilidad frente a la violencia, usando indirectamente su lucidez para que se defiendan solas, o para ignorar el problema.

La Asamblea ha retrocedido al oscurantismo al negar el problema del aborto. Se ha desconocido la necesidad de mirar las consecuencias de una práctica generalizada pero clandestina que cobra vidas todos los días. Es un asunto de vida o muerte. Así de grave es la complicidad de la que estamos siendo testigos. Miles de mujeres mueren al año porque tememos el debate franco sobre el aborto. Por nuestro silencio y el miedo a reflexionar. Eso es oscurantismo, y aquí, ante nuestro silencio, nos interpelan nuestras muertas.

*Docente de la Universidad San Francisco 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas tardes Doctora, no se como comunicarme con usted, espero con este medio lo considga.

Mi nombre es Yolanda Bravo y soy cuencana.

Desde ya le felicito por luchar por las mujeres especialmente las que necesitan ser oidas.bia