Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

viernes, 13 de noviembre de 2009

Universidades: la AUTOREGULACIÓN ha sido la NO REGULACIÓN

Durante el día de ayer debatimos el Primer Informe del proyecto de Ley de Educación Superior; se trata de una ley que ha levantado polémica: en algunas de las críticas hay razón y tendremos que escucharlas y recogerlas, también hay algunos sectores que se niegan a renunciar a sus privilegios y se resisten a dar cuentas de sus actos y su administración.

Algunas observaciones concretas sobre el proyecto de ley:

- El informe de la Comisión tiene varios cambios importantes en relación con el proyecto de la SENPLADES, sobretodo en lo que se refiere a la Secretaría Técnica. Sin embargo, estos cambios no son suficientes; todavía deben discutirse varios artículos que permitan crear los equilibrios necesarios que garanticen la autonomía de las universidades, la libertad de cátedra, etc., pero que al mismo tiempo aseguren la calidad de la educación que esos centros ofrecen a los ciudadanos.

- Ni el proyecto de ley, ni el Movimiento PAIS tiene ninguna pretensión de control o autoritarismo como algunos sectores sugieren; lo que sí tenemos es una firme decisión de transformar la Universidad Ecuatoriana.
No podemos negar el mal estado en que se encuentran nuestras universidades y que el supuesto sistema de autoregulación de las universidades ha sido en muchos casos de NO regulación. ¿cómo se explica sino el caso de la Universidad Cooperativa de Colombia? cuando votamos la derogatoria de esta "universidad" estaba otorgando títulos en 400 carreras aunque estaba autorizada en 9.
No hay responsabilidad compartida del Conesup si esta misma semana el CONEA nos dice que 26 universidades deben cerrarse? no estaban autorizadas sus carreras y programas por el CONESUP? claro! la "autoregulación" por sí sola no es la solución ni asegura calidad.

- No se pueden repetir los errores del pasado, inventar universidades sin criterios técnicos y sólo con consideracionens políticas. No se puede ni debe crear nuevas universidades a través de artículos o transitorias de esta ley; estos artículos deben eliminarse.

- En el caso de las universidades privadas, para evitar cualquier fantasma o intento de asustar a los ciudadanos debe repetirse la frase de la Constitución: La planificación es obligatoria para el sector público y referencial para el sector privado. (me refiero a la planificación nacional, las leyes sí deben cumplirlas todos...)

- Finalmente es inconcebible que ni la propuesta de la SENPLADES ni la del CONESUP ni la Comisión ni los informes de minoría terminen con los privilegios o excepciones del Modus Vivendi. ¿Qué dice el Modus Vivendi sobre las universidades? : Nada. Sólo es el argumento con que las universidades católicas se eximen de cumplir con las leyes nacionales. Esta es una excepción que un Estado laico no tiene ninguna explicación.

El debate continuará el día martes de la próxima semana en el Pleno y durante varias semanas en todo el país; debemos hacerlo de manera autocrítica, sin fantasmas, comprometidos con transformar la universidad del Ecuador.

2 comentarios:

Geraré dijo...

Gracias por el update. En estos días, no hay como creer lo que diga ni la prensa ni la publicidad oficial.
De acuerdo con los puntos expuestos y con la posición que adoptas al respecto, tienes el apoyo de al menos este ciudadano en tu gestión.
Por favor sigue posteando lo que sucede dentro de la asamblea desde tu perspectiva, especialmente en lo que respecta a estas leyes que han generado tanta polémica (y parece que han despertado muchos diablos) como lo son la ley de aguas, de comunicación, y de educación superior.
Gracias por representarnos.

Milton Luna dijo...

Querida María Paula, creo que hay tres temas de base que como país no los discutimos con suficiente profundidad y que gravitan sobre el sentido que se trazan en esta y otras leyes que se están formulando. Estos son: a)el carácter del Estado y el de la sociedad , b)el rol del mercado y c) las relaciones entre estos tres ámbitos de la realidad.
Sin duda, la propuesta general sobre estos temas está en la Constitución, sin embargo, a momentos me parece que nos alejamos de ella, o damos más peso a uno de estos actores. Al Estado o a la sociedad, sobre todo al del Estado. Sobre el rol del mercado creo que hay más claridad. Es parte de la realidad pero tiene que ser regulado.
Mi apuesta es por la ecuación: más Estado y más sociedad.Un Estado fuerte con una sociedad fuerte. Pero no apuesto por cualquier Estado (olgárquico, autoritario,etc.), sino por el que propone la Constitución: Estado constitucional de derechos, un estado al servicio de los ciudadanos. Un Estado con ciudadanos. ¿Qué significa esta definición y cómo tiene que traducirse en las leyes? La respueta a esta pregunta es el desafío actual. Una de las pistas para ello está en entender el papel protagónico en la contrucción de políticas públicas, toma de decisiones, control social, CORRESPONSABILIDAD, de la sociedad.
Mas todo esto lo tenemos en la teoría: gran parte de ello está en la Constitución.
En la práctica, históricamente hemos tenido un Estado fuerte (Estado oligárquico, corporativizado) y una sociedad débil, muy débil. Esta, sin lugar a dudas, es una realidad hasta hoy.
Las leyes a redactarse deben dar cuenta de lo que señala la Constitución, pero tienen que trazar también rutas políticas y temporales para hacer viable ese deber ser. De lo contrario, como siempre, serán bellos trazos retóricos, pero sin mayor efecto en la realidad, o con un efecto contrario a lo que se persigue, esto es, el refuerzo del "establecimiento". Ciertamente, en la historia moderna del mundo,no pocas revoluciones culminaron reforzando el status quo.
Querida María Paula, uno de los temas clave para desenredar el conflicto actual con la ley de educación superior es dicutir el alcance y los sentidos de la educación como BIEN PUBLICO, sobre el cual ciertamente hay varias interpretaciones, lo que nos lleva nuevamente a la discusión anterior sobre el tipo de Estado y sociedad que estamos concibiendo y construyendo. Sobre esto, espero, que podamos discutir más adelante, contigo y tus lectores. Un abrazo, Milton