Puedes encontrarme también en Twitter

Follow mariapaularomo on Twitter

martes, 4 de septiembre de 2007

Campaña: optimismo sin demagogia

Empezamos la cuarta semana de la campaña hacia la Asamblea Constituyente; aunque nunca hay suficiente información y espacio para el debate, notamos en nuestros recorridos que los ciudadanos están más enterados (la primera semana todavía era una sorpresa la campaña y el inicio del esperado proceso).

Hoy se identifica mejor a los candidatos, los sectores y las propuestas; más personas se han involucrado, los medios trasladan a la ciudadanía muchos temas y preguntas pero también la campaña demagógica confunde. Es común la pregunta ¿usted qué nos va a dar?, y aunque la respuesta “nada” al principio choca, al explicarla nos permite aclarar todavía mejor los límites y potencialidades de la Asamblea Constituyente. Nuestro compromiso es trabajar con honestidad y procurar que la Constitución que organiza el Estado, el poder, y recoge los derechos humanos, responda a la necesidad del presente y el futuro del Ecuador y los ecuatorianos y no un determinado grupo de interés.

No vamos a construir carreteras, ni canchas, no vamos a decidir el precio del arroz ni del pan; no vamos a dar créditos. Nadie en la Asamblea Constituyente puede hacerlo, los que ofrecen estas cosas nos están mintiendo, pretende confundirnos, creen que no podemos comprender el debate actual o no lo comprenden ellos.

Estamos convencidos de que una nueva Constitución puede ser una herramienta para mejorar la vida diaria de los ecuatorianos y ecuatorianas, para responder a las preocupaciones comunes; para manejar de forma eficiente el sector público, para construir un Estado que asuma sus responsabilidades y que intervenga para generar bienestar para la población. Ese es el desafío: decir la verdad, combatir la demagogia y al mismo tiempo transmitir el optimismo de los cambios posibles e imprescindibles.